domingo, 12 de diciembre de 2010

Souvenir


Había souvenirs de todo tipo. Sombreros, platos de cerámica, camisetas, pulseras, abanicos, postales… En la puerta de aquella tienda había expuestos, a modo de catálogo,  infinidad de productos que llevar de recuerdo a los familiares y amigos que no les habían podido acompañar en aquel viaje. Su padre no acababa por decidirse y trataba de pedirle opinión. Él, sin embargo, miraba absorto a un punto al otro lado de la calle. Lo importante no estaba en la tienda. El souvenir más increíble que aún conserva de aquella ciudad fue una mirada tímida y cautivadora. Una mirada que le sorprendió desde la ventana de la casa de enfrente de aquella tienda donde pararon a comprar sombreros, platos de cerámica, camisetas, pulseras, abanicos y postales que luego repartieron. Él no se quedó con nada. Le bastó aquella mirada sin nombre, el misterio de unos ojos que nunca le pertenecieron.

Texto: Ciudadano B
Foto: Paula B.
P.D.: Disculpen la tardanza

3 comentarios:

Onlysmile dijo...

Veo que llevas mucho sin escribir nada nuevo pero de todas formas este texto me gustó mucho :D
Te sigo ;)

MeL dijo...

me encanto!!!!! (L)

Miss Carrousel dijo...

Preciosa fotografía y unas acertadas palabras para acompañarla. Gran combinación.